Miércoles, 10 Agosto 2022
Chivilcoy, Buenos Aires    5.8º C  
Locales  Martes 02 de Agosto del 2022 - 18:32 hs.                87
  Locales   02.08.2022 - 18:32   
Demoliciones
Otro retazo de nuestro patrimonio que se pierde
Todo esto y ante la atónita mirada de los ocasionales transeúntes, que se detienen para expresar su tristeza
Por: Sergio F. Nieli
Otro retazo de nuestro patrimonio que se pierde
Ex Club Pellegrini (Foto Osvaldo Benitez)

Antes de todo, es necesario aclarar que soy firme defensor de la propiedad privada. Dicho lo dicho, debería quedarme con la sensación de impotencia y no escribir estas líneas que expresan la urgencia de mi preocupación, por hacerse públicas.
Este hecho que nos convoca, el de la demolición de una regia casona, no es nuevo, muy por el contrario, recuerdo en el andar periodístico, haber recogido la preocupación de profesionales de la talla de la Dra. María Amanda Caggiano cuando se aplicó la piqueta en lo que fuera la primera sede postal de Correo Argentino frente a la Plaza Principal, un poco más atrás, la demolición de edificios insignes como la gloriosa Escuela N° 1 esquina de Av. Sarmiento y Belgrano, o la Estación Norte de Ferrocarril, y así, podríamos pasar gran parte del día apelando a nuestra nostalgia y memoria y mapear una suerte de pérdida arquitectónica sustituida por una pobre y magra arquitectura carente de toda gracia y reticente en el empleo de nobles materiales.
Al ver el retiro de rejas trabajadas del frente, quedan al descubierto las placas de mármol de Carrara, maltratadas por alguien que sólo sabe de demolición y retiro de escombros, aunque nuestra mente nos llevará a hacer el largo viaje imaginario que recorrió esa pieza desde Europa, para ser útil elegantemente en el pié de una ventana, y terminar luego de cien años, destrozado y mezclado con los inertes escombros.
Como dije, este fenómeno no es nuevo, pero acá es donde entra en colisión violenta, el derecho a la propiedad privada y la presencia del Estado para la conservación del patrimonio cultural, y es aquí donde se debería poner el acento, no en la prohibición, sí en la proposición.
Como puede el Estado seducir a un propietario que esté interesado en demoler una propiedad de esta naturaleza? Bueno, algunos ejemplos vienen de países organizados como Francia o Italia, donde los gobiernos locales tramitan una ayuda denominada “Contributo” por el cual, se establece una suma de dinero sin retorno, a cambio de un compromiso formal de no demolición, salvo que la misma genere un riesgo por afectación de terremotos o similar.
Se pueden pensar muchas formas, lo interesante sería que, de una vez por todas, alguien repare en esta pérdida patrimonial que sufren las antiguas casonas del partido de Chivilcoy.
Por último, no quiero dejar de mencionar, que cuando pasé por el lugar, sentí tristeza, recordé que allí había funcionado el Club Pellegrini y que esta preocupación también la tuvo un amigo personal y colega, Osvaldo Benitez, que lo reflejó en sus redes sociales, y fue el disparador de estas líneas, las que hacemos votos, sirvan para detener la piqueta!!!



COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.